Skip links

Litio, aliado clave para la transición energética

El litio se posiciona cada vez más como una salida a la difícil situación económica que afronta actualmente Argentina, según los expertos en este mineral, Gonzalo Castañeda y Eduardo Gigante, quienes abordan la factibilidad de la exportación de este metal para la transición energética del país.

De acuerdo con Eduardo Gigante, exasesor de minería de litio en el Ministerio de Desarrollo Productivo, el litio, inicialmente, se usaba en la industria del vidrio y la metalúrgica, así como también el carbonato de litio se producía como medicamento para tratar a personas con bipolaridad. “Este compuesto también se usa para la fabricación de las baterías. En general, tiene una demanda muy importante”, comentó.

¿Renovable o contaminante?

La extracción de este metal, a diferencia de la minería tradicional, se realiza en los salares, “que son formaciones geológicas que tienen gran cantidad de sales y agua, está mezcla es una salmuera, de la cual se saca el litio para poder producir carbonato de litio”, explicó el ingeniero.

La minería del litio ha recibido críticas por el uso de agua en grandes cantidades. Sin embargo, Gigante argumenta que antes de realizar cada proyecto de extracción “se realizan estudios de impacto ambiental, que justamente apaciguan el impacto que pueda tener”.

Te recomendamos: Las incógnitas que rodean la construcción del Gasoducto Kirchner

Así mismo, para Gigante “dentro de los sistemas de los distintos tipos de minería, por ejemplo, la de litio no utiliza productos químicos peligrosos para su producción. Por otra parte, es bastante sustentable comparado con otros procesos mineros”.

Por su parte, el abogado especialista en derecho minero, Gonzalo Castañeda, indicó que existe la “Línea de base ambiental”, que consiste en que “antes de que inicie el proyecto, la empresa tiene que sacar una fotografía de cada componente del medio ambiente e ir midiendo los cambios a lo largo del tiempo, justamente para ver las variaciones que hay en el medio ambiente y evitar que se produzca algún daño”.

Un mercado amplio

Pero el litio no solo beneficia la protección del medio ambiente del país, adicionalmente este metal cuenta con un mercado amplio, especialmente impulsado por el boom de la transición energética que está adoptando el mundo.

Así lo afirmó Castañeda, quien aseguró que “el mercado para el litio argentino va a ser el mundo en general. Se van dictando diferentes normas y beneficios impositivos para promover la transición energética y eso empuja también el negocio del litio. Es decir, así como nosotros tenemos en el celular algún porcentaje pequeño de litio, quizás ahora con esta revolución de los autos eléctricos lo va a impulsar muchísimo más”.

Te puede interesar: Ausencia de ingeniería básica: ¿motivo de demoras en Gasoducto Kirchner?