Skip links

La deuda de las distribuidoras con CAMMESA no es deseada

De acuerdo con el presidente de Adeera, Horacio Nadra, la deuda de las distribuidoras eléctricas no es una cuestión evidenciada por estas mismas. De hecho, el sistema eléctrico, que funciona como lo conocemos de hace 30 años, ha tenido un comportamiento de pagos excelente.

“Lo que sucede es que cuando se producen desacoples entre los ingresos del distribuidor, que no es la tarifa, sino la porción. Mientras se mueve el compás de la inflación, los recursos son insuficientes para operar, mantener el sistema y hacer inversiones. El sistema sigue creciendo y demanda potencia y no hay una fuente alternativa de financiamiento (…) Las distribuidoras no pueden ir al banco. La deuda tiene origen en esa cuestión. La deuda con Cammesa está saldada, el combustible que se utilizó para generar en los meses de la deuda lo pagamos los contribuyentes”, sostuvo Nadra.

En ese sentido, las distribuidoras deben recuperar esa deuda de alguna manera en cuotas, de tal forma que no afecten tanto el flujo futuro.}

Te puede interesar: ¿Cómo está distribuido el valor de la energía?

¿Hay alguna condición para que las distribuidoras no vuelvan a generar una deuda grande?

Según el presidente de Adeera, de alguna manera el costo de distribución tiene que generar los recursos suficientes para hacer frente a los costos de prestación de servicio, ya sea a través de la tarifa o de asistencia del Estado.

“Es importante aclarar que el subsidio que tenemos todos los usuarios de electricidad en Argentina no es un recurso que va a la distribuidora, sino que va directamente a la producción de energía eléctrica, hay que ajustar el valor de distribución o acercarlos a los costos de prestación del servicio y hay dos fuentes de financiamiento posible: los usuarios o con asistencia del Estado. Ahí las entidades regulatorias tendrán que buscar la mejor solución disponible”, aseveró.

En Adeera están asociadas 50 distribuidoras, que significa casi toda la distribución eléctrica de Argentina, donde hay distribuidoras tanto privadas como públicas. Según el experto Nadra, esta problemática es transversal a toda la industria, independientemente como está organizada. “La solución busca viabilizar la cobranza a futuro, sin desconocer que hay un grupo de usuarios vulnerables en todas las provincias, que necesita continuar con asistencia del Estado para que el costo del servicio no sea alto para ellos”, enfatizó.

¿Es viable un ente tripartito para regular las distribuidoras eléctricas?

Para el presidente de Adeera regulas las distribuidoras eléctricas entre nación, ciudad y provincia es viable. “Hoy tenemos una simetría entre las distribuidoras provinciales, que son reguladas por cada una de las jurisdicciones, mientras en el sur están gobernadas por el Gobierno Nacional, entonces de alguna manera trasladar la responsabilidad a la ciudad y provincia de Buenos Aires es equiparar la situación de todas las distribuidoras eléctricas del país”, admitió.

Para Nadra es claramente viable, ya que si el ente regulador está integrado por técnicos y profesionales idóneos y con experiencia, la cuestión de la regulación se puede llevar adelante con todo éxito.

Relacionados: Argentina tendrá medidores de electricidad inteligentes